Saltar al contenido

Viajes para disfrutar del Continente Asiático

¿Te gustaría viajar a Asia? ¿No lo tienes claro? ¿No sabes qué podrías visitar? ¿Crees que es un destino para ti? Son muchos los interrogantes que se nos plantean cuando decidimos viajar en general, pero más aún cuando lo hacemos no sólo a otro país, sino que también a otro continente totalmente diferente. Esto es algo normal, siempre tenemos un poco de miedo a lo desconocido, pero hoy en día gracias a Internet podemos disipar todas las dudas que tengamos simplemente utilizando Google para ver las opiniones de otras personas, por ejemplo. En cualquier caso, descubrir Asia es una de las mejores decisiones que puedes tomar en la vida.

Continente Asiático

Para conocer Asia es imprescindible viajar a Tailandia y Camboya

Gracias a que podemos combinar Tailandia y Camboya podemos descubrir de una manera única y diferente estas dos regiones y así llevarnos un rato recuerdo, además de un sinfín de experiencias y vivencias que nos quedarán el resto de nuestra vida. Las ventajas de visitar ambas regiones es que al estar una próxima a la otra vamos a ser capaces de descubrir un poco más del continente asiático en un sólo viaje, de ahí que es ideal realizar este tipo de viajes combinados. Además, estamos seguros de que quien viaja aquí, a lo largo de su vida acaba repitiendo, porque de una solo vez no se puede apreciar toda la belleza de estas tierras, porque son realmente especiales para todo aquél que la visita.

 

Ambos destinos cuentan con gentes muy hospitalarias que en todo momento se prestarán a ayudarnos en todo aquello que necesitemos. Asimismo podremos disfrutar de una gastronomía única, con platos sorprendentes que no dejarán a ningún paladar indiferente. Tienen platos comunes, pero otros especiales de cada región, aunque en definitiva los ingredientes son parecidos, por lo que vamos a poder descubrir este país también a través de nuestro estómago. En cualquier caso son dos países en los que encontrarse a uno mismo, encontrar una nueva cultura, gentes y así reunir experiencias que nos acompañarán el resto de nuestra vida, para luego poder compartirlas con nuestras generaciones futuras.

 

Ambas regiones tienen mucho que ofrecer al turismo en general

Empezando por Tailandia, seguramente lo que más nos suene de esta sea su capital Bangkok, ya que es la urbe más grande y cosmopolita de todas, aúna en un sólo lugar la tradición y la modernidad, es decir, es capaz de juntar en un sólo sitio la tradición de siglos con las novedades tecnológicas de la actualidad, y esto es algo que puede llegar a sorprender. Además de esto, podríamos decir que Tailandia es un destino muy especial, sobre todo para aquellas personas que buscan desconectar y encontrarse a ellos mismos, puesto que es también un destino de retiro y conocimiento espiritual a todos los niveles. Por lo que podremos aprovechar para hacer un turismo más ajetreado o de actividades en Camboya y terminar en Tailandia para conseguir reponer energía y disfrutar de la armonía y la paz que se respira en muchas zonas de esta región, además de descubrir su cultura desde otro punto de vista.

Camboya es una región para poder disfrutar desde diferentes perspectivas, y es que vamos a poder observar a delfines en peligro de extinción que se ven exclusivamente en las aguas del Mekong, en Laos y al norte de Camboya, disfrutando de una vivencia única. Pasando por poder disfrutar de isla paradisíacas muy poco visitadas que están sitas en la costa de Sihanoukville que realmente están poco habitadas por lo que podremos disfrutar de ellas de manera única y mágica. Unido a esto, también vamos a encontrar los templos de Angkor, que es uno de los lugares más famosos, conocidos y visitados del país, son una belleza arquitectónica y un todo un símbolo del país, podría decirse que es una visita obligada una vez estamos en la región de Camboya.