Saltar al contenido

Cuáles son los alimentos que te ayudan a evitar el estreñimiento

alimentos para evitar el estreñimiento

Son muchos los factores que pueden dañar el funcionamiento adecuado de nuestro aparato digestivo y por lo tanto, sufrir de estreñimiento. La falta de actividad fìsica, el estrés, el sedentarismo  y una alimentación baja en fibra son los causantes principales de esta afección tan molesta.

Es normal ir al baño a diario, por lo menos dos veces al día o una vez cada dos días. Sin embargo, cuando las heces son duras y secas, cuesta mucho evacuar o queda una sensación de inconformidad al, supuestamente, haber terminado, entonces podemos pensar que hay señales de estreñimiento.

Por lo tanto, se hace necesario favorecer el tránsito intestinal y cuidar la microbiota, así que a continuación describimos los beneficios que aportan muchos alimentos para evitar el estreñimiento, que no deben faltar en tu dieta y que ayudarán a estimular la actividad de tus intestinos.

Las ciruelas pasas. Son altas en fibra y nutrientes, y las puedes ingerir sin hidratar o hidratadas. Las puedes untar con aceite de girasol para un efecto progresivo en la salud de tus intestinos.

Los copos de avena. Este es un cereal integral que puede ayudarte a aumentar el tamaño del bolo fecal y por ende, liberar con más eficiencia tu intestino. Puedes comerlos cocidos y añadirle frutas.

Las semillas de lino. Si las colocas en remojo, el agua suelta mucílagos que te permitirán limpiar los intestinos.

El chucrut es una col que actúa como probiótico y mejora tu proceso de digestión. Es proveedora de bacterias en el intestino. También puedes usar el aceite de manzana.

El kiwi por su parte, es alimento para las bacterias del intestino,  rico en fibra y tiene efecto probiótico. También posee vitamina C y mejora el tránsito intestinal. Puedes desayunar con ello.

El aceite de oliva y en general, las grasas que son saludables permiten la lubricación del bolo fecal. Por eso aliñar con este aceite las ensaladas y verduras puede generar un positivo efecto al momento de evacuar. De 4  a 6 cucharadas por día son justas para alcanzar estos resultados.

El aguacate es también rico en fibra y en hidrato de carbono. Puede ayudarte a aumentar el volumen y la textura de las heces, haciéndolas más suaves. Puedes incluirlo en tu dieta a través de una rica ensalada o en cremas de vegetales.  

Las patatas al hervirlas sin quitar su concha permite que su almidón sea más resistente y por tanto genere un buen efecto en la actividad intestinal. Puedes comerla unas 3 o 4 veces por semana en combinación con otras verduras.

También la judía verde es rica en minerales y vitaminas. Esta leguminosa es una gran proveedora de fibra soluble, por lo que es bastante conveniente incluirla en la dieta. Puedes tomar una ración de 250 gramos por dos o tres veces a la semana.

Por último, recomendamos el agua de mar. Mejora de forma considerable el tránsito de los intestinos y puedes tomar uno 2000 ml de esta agua en ayunas o también aportar algo de sabor con un poco de jugo de limón.