diciembre 8, 2023
Separación o divorcio

Problemas comunes en los divorcios que debes aprender a superar

Se dice que un matrimonio es un contrato vitalicio en el que dos personas se comprometen a compartir el resto de sus días; no obstante, la realidad es muy diferente. Por mucha convicción que hubiera el día de la boda, el paso de los años tiende a minar aspectos clave de una relación como el cariño, la atracción, el respeto o, por supuesto, el amor. Si esto sucede, lo más sano y responsable es poner fin al matrimonio y formalizar el divorcio. Ahora bien, antes de iniciar un trámite de estas características es fundamental familiarizarse con ciertos consejos y pautas de interés. De lo contrario, todo se puede dilatar en el tiempo y derivar en un daño tanto emocional como financiero.

¿Separación o divorcio?

Una de las situaciones más habituales en muchas relaciones es el hecho de haber procedido con una separación, pero no con el divorcio. Es más, hasta el 2005 no era posible divorciarse desde el minuto uno, habiendo de pasar previamente por un periodo de separación; por lo que aquello de “estoy separada pero no divorciada” es algo que afecta a muchas parejas.

Bien, pues es importante dejar claro que en términos legales no es lo mismo. Incluso a pesar de llevar varios años en dicha situación, el trámite del divorcio se debe llevar a cabo del mismo modo que el que se realiza cuando el matrimonio se disuelve desde el principio. Por consiguiente, si quieres que tu relación se concluya en materia jurídica, este paso es fundamental.

Es posible que si llevas un tiempo separado o separada, el divorcio sea mucho más llevadero. Es decir, los rencores del pasado no estarán sobre la mesa y será mucho más sencillo proceder con el conocido como divorcio de mutuo acuerdo o amistoso. Un trámite que se puede resolver en un margen de tres meses con un buen abogado de familia a vuestro lado. 

Cómo plantar cara a los límites económicos

Nos guste o no, poner fin a un matrimonio conlleva a cierto desembolso económico, siendo la opción más asequible los divorcios de mutuo acuerdo. En consecuencia, si estás buscando la respuesta a como separarse sin dinero, nuestro consejo es que mantengas una actitud sana en todo momento en aras de resolverlo por la vía amistosa.

Antes de nada, queremos matizar que los problemas financieros jamás pueden ser el motivo para mantener la relación. Por mucho miedo que dé terminar el matrimonio, esta es la decisión más sana en lo psicológico cuando llega el momento de hacerlo. Por consiguiente, lo mejor es que busques ayuda en seres queridos y familiares en aras de superar este primer miedo.

En cuanto a los costes del divorcio en sí, siempre y cuando se lleve a cabo de mutuo acuerdo, hay despachos especializados en la materia cuyos honorarios son tan solo de 150€ por cónyuge. Un gasto residual si se compara con los divorcios contenciosos, los cuales además pueden durar un año en concluir.

El apoyo de los mejores abogados de familia como clave del éxito

Como bien venimos comentando, la intervención de abogados de familia de alto nivel resulta esencial en este tipo de trámites. En este orden de ideas, una de las firmas que más está triunfando en los últimos años es Divorcionetas, donde conectarás con los mejores profesionales con tarifas tan baratas como la anterior.

Ahora bien, las funciones de un buen abogado de familia no se han de limitar a temas legales como la ejecución del convenio regulador. Es importante que este especialista trabaje como mediador entre ambas partes y que busque la conciliación en los principales puntos de disputa. Lo cual derivará en el tan esperado divorcio amistoso.

Así pues, te animamos a que delegues funciones en profesionales como los de Divorcionetas, donde saben que este trámite es algo muy natural que no se tiene por qué dramatizar más de la cuenta. Su objetivo es que los dos cónyuges terminen cuanto antes el trámite del divorcio para que puedan iniciar su nueva vida en búsqueda de la felicidad.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario