comprar una vivienda

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda?

Una de las decisiones más importantes que podemos tomar en la vida es sin duda comprar una vivienda. Por eso es algo que no deberemos decidir a la ligera, sino que debemos tener en cuenta una serie de factores para tomar una mejor decisión.

comprar una vivienda

Es normal que tengamos muchos miedos y dudas, porque para la mayoría de las personas comprar una casa supone invertir los ahorros de una vida para poder tener un futuro mejor. Por eso vamos a ayudarte a tener una serie de cosas en cuenta antes de que dés el paso de comprar de manera definitiva.

¿Contar con los servicios profesionales de inmobiliarias?

Esta será una de las principales cuestiones que se nos va a plantear, el hecho de contar o no con una agencia inmobiliaria. La respuesta es un rotundo sí, sobre todo cuando vamos sin tener ninguna idea.

Contar con profesionales del sector siempre es la mejor opción, sin duda. A esto debemos añadirle también que están especializados en la zona en la que trabajan, por lo que van a saber todas las oportunidades y mejores viviendas que se encuentran en una zona concreta, y vamos a poder encontrar así el mejor precio. Disponen de bases de datos específicas y actualizadas con todos los precios reales de venta, y nos podrán enseñar las casas que de verdad están en un precio adecuado y las que no.

Incluso si buscamos casas de lujo, podrán indicarnos cuándo es conveniente mirar unas u otras en función del precio que tengan. De hecho, sabrán hasta cuando debemos esperar porque tendrán la certeza de que en un determinado tiempo bajarán de precio, por ejemplo. A esto debemos añadirle que también son expertos, por lo que están preparados para negociar el precio de las viviendas para que así se ajuste más al mercado y poder adquirir nuestro nuevo hogar a un mejor precio.

Lo imprescindible que debemos saber antes de comprar una casa

Partiendo de la base de contar con una agencia profesional, lo ideal es que tengamos un presupuesto, sabien el dinero total que nos queremos gastar, pero que esté organizado.

Es decir, lo que queremos gastarnos realmente en la vivienda y lo que queremos dejar para el resto de gastos, como es el pago del iva vivienda nueva al que tendremos que hacer frente una vez la adquiramos. El importe será el resultado de aplicar el porcentaje correspondiente, que variará entre el 4%, 10% y 21% en función del tipo de vivienda que vayamos a adquirir. En cualquier caso, es conveniente que tengamos el dinero apartado para hacer frente a este pago y así evitar sorpresas luego. También es ideal que hagamos rondas de visitas en las zonas que más nos interesen para que así podamos comprobar de primera mano las viviendas que hay disponibles y podamos ver si nos gustan o no.

Una vez tenemos esto organizado es hora de dar el paso hacia el tipo de vivienda que queremos, ya que existen diferentes: nuevas, rehabilitadas, segunda mano, viviendas protegidas, etc. Así también vamos a poder elegir de una manera más clara la zona en la que queremos que esté ubicada nuestra nueva residencia, para así ir valorando los diferentes precios que rondan en cada una de las zonas que sean de nuestro interés.

A esto debemos añadir que en la actualidad vamos a tener que mirar algunas cuestiones para que estén conforme a la legalidad vigente, como es el caso del certificado energetico vivienda, que aporta información objetiva sobre las características energéticas de los edificios. Esto sobre todo es por si tenemos en mente comprar un piso en lugar de una casa.

Añadir comentario