Saltar al contenido

Tatuaje en Parejas. Historia y consejos

El tatuaje es un dibujo o palabra que se realiza sobre la piel inyectando tinta en la epidermis, por medio de agujas o ciertos punzones.

La historia del surgimiento del tatuaje se remonta a los años 3300 A.C cuando se encontraron registros de momias y se creía que los tatuajes tenían poderes mágicos, posteriormente hacia los años 2000 A.C los egipcios comenzaron a tatuar a sus reinas.

El tatuaje llega a Europa, África y Asia en los años 1000 A.C  además de China, Japón y la India donde tomó más fuerza. En Japón fue utilizado para los criminales, y así el tatuaje fue evolucionando en cada cultura a la que llegó.

Principalmente el tatuaje se usaba para identificar a los criminales, tal es el caso del siglo V en Europa cuando en la edad media tatuaban el rostro de los esclavos para identificarlos. Sin embargo, las clases altas comenzaron a usar los tatuajes, los caballeros templarios se tatuaron cruces en sus manos para cuando muriesen en una batalla recibieran cristiana sepultura.

Durante la segunda guerra mundial tatuaban a los judíos con números siendo esto un símbolo de humillación, ya que la cultura judía prohibía las marcas en la piel. Paralelo a esto los soldados americanos solían tatuarse el nombre de sus parejas dentro de un corazón o símbolos patrios para inspirarlos a luchar. Este quizás es el primer registro de los tatuajes en parejas.

Resurgimiento del tatuaje

El resurgimiento del tatuaje como expresión artística fue en los años 60 cuando los hippies elevaron el tatuaje a categoría de arte, utilizando diseños multicolores y popularizándolos en toda la sociedad

A partir de allí el tatuaje paso a ser un estilo de vida y hasta convertirse en una categoría de arte, para expresar cualquier tipo de sentimiento, pensamiento, gustos, etc. El tatuaje dejo el estereotipo de ser solo para criminales y a tal punto que desde artistas famosos hasta monjes en diferentes culturas los llevan con orgullo.

Tanto el tatuaje como los tatuadores están a la altura de grandes artistas y pintores, esta es una de las modas más duraderas y que ha evolucionado a lo largo del tiempo. Desde importantes personalidades hasta grandes artistas los portan como expresión de sus gustos y esta tendencia sigue creciendo día tras día.

tatuaje en pareja

Evolución del tatuaje en pareja

La evolución del tatuaje significó la creación de miles de estilos, formas, tendencias y una de ellas son los tatuajes en parejas. Si bien es cierto que los tatuajes son reflejo de lo que somos, lo que pensamos, lo que sentimos, lo que creemos no puede escaparse el sentimiento del amor.

Como se mencionó anteriormente, el primer registro de eso surgió en la segunda guerra mundial, cuando los soldados se tatuaban el nombre de su amor. En la actualidad no necesariamente las parejas se tatúan en el otro el nombre de su amor, ahora existen símbolos o figuras que representan algo específico, también se tatúan fechas, coordenadas de algún sitio especial, en fin una, gama de posibilidades para dejar en la piel un recuerdo que puede o no ser eterno.

Pero ¿los tatuajes en pareja son por amor o por moda? La pregunta es tan compleja como la respuesta. Cuando estamos enamorados sobre todo al principio de las relaciones se cree que será eterno, la efusividad que se siente por ese nuevo amor lleva a cometer, si se puede llamar locuras, como tatuarse el nombre del ser querido, una fecha o algo significativo para los dos.

Los tatuajes son algo eterno, si bien hoy en día se pueden remover con láser, cuando nos hacemos un tatuaje es con la idea de que sea eterno porque ello tiene un valor tan significativo que queremos llevarlo en nuestra piel, para recordar lo que nos hace sentir.

A los tatuadores no les gusta el tatuaje en pareja

Desde el punto de vista de los tatuadores, son pocos los que le gusta hacer estos tatuajes en parejas ya que tienen la creencia de ser de mala suerte y hasta de ser una maldición para la pareja, ya que después de realizarse este tatuaje siempre acaba la relación.

Los artistas y famosos no escapan a esto, la modelo Heidi Klum se tatuó la firma de su actual ex esposo Seal, también Marc Anthony se tatuó el nombre de su ex Jennifer López, otras parejas que se tatuaron su amor y que actualmente no están juntas fueron Melanie Griffith y Antonio Bandera, Angelina Jolie y Billy Bob, entre otras. Pero no todas las parejas han sido víctimas de esta maldición, entre este mar subsisten parejas como David Beckham y su esposa Victoria, una de las parejas más sólidas del mundo del espectáculo.

tatuaje en pareja

La psicología del tatuaje

Desde el punto de vista psicológico las personas que se tatúan son extrovertidas y esconden múltiples significaciones, desde conflictos emocionales, su relación con el dolor, el erotismo y el duelo; o la necesidad de reafirmar su individualidad. De este grupo de personas los adolescentes son el grupo más grande tatuados entre los 18 y 22 años.

También  en el rango de esta edad están las parejas que se han tatuado junta, según los sicólogos son las edades en la que no existen los miedos ni las dudas por ello es fácil actuar con las emociones más excitantes como el amor o el deseo.  

Realizarse un tatuaje es una decisión que se de tomar de forma seria y no con emociones momentáneas o pasajeras como amores o amistades recientes. Los tatuajes deben tener un significado verdadero, real, que defina nuestra personalidad, fuerza, gustos para contar la historia de nuestras vidas en la piel.

La moda es algo pasajero, nuestras creencias no. Los tatuajes en pareja por moda o por amor son algo serio y delicado, no se deberían realizar  al comienzo de una relación llevados por la efusividad de nuevos sentimientos. Tomar decisiones con las emociones nunca ha sido una buena idea.

Existen muchas maneras de demostrar amor a nuestras parejas que son significativas  pueden durar toda la vida, el cariño día a día, apoyarse, ayudarse a evolucionar mutuamente, respetarse, demostrar el amor que tenemos con un simple gesto de caricia trae mucho más beneficios a la relación y es más económico que marcarse la piel.

No se trata de marcarse la piel, sino de marcarse el alma y para eso no existe ni buen tatuador ni la mejor tinta.  Se requiere tiempo, paciencia, disposición, fuerza, voluntad y ganas de hacer crecer ese amor y volverlo eterno, que ninguna maquina de láser logre borrar. Así un sentimiento se vuelve eterno