Saltar al contenido

El arte de dominar los temas de conversación: ¿Cómo hacerlo?

Muchas veces nos hemos preguntado ¿cuál es la razón por la cual me quedo callado cuando otros hablan amenamente?, ¿por qué me cuesta tanto entablar una conversación, aun cuando se trata de personas conocidas? Te daremos una pista que es importante que sepas: No siempre esto ocurre por timidez o ignorancia.

Los seres humanos por naturaleza somos parlantes, la conversación es la vía para comunicarnos y conocernos. A todos nos gusta una buena conversa. Sin embargo, nos trancamos, nos atascamos o nos quedamos mudos, por decir tres expresiones conocidas. Habrás sentido que tu mente se pintó de blanco, sientes que no hay nada en ella para expresar, esta vacía totalmente.

Definitivamente es una sensación bastante comprometedora donde seguro desearías no estar allí o ser invisible. Más aun si se trata de una chica que pretendes o de una persona a la cual te gustaría impresionar o captar su atención. Esta incomodidad que genera la situación, puede crear miedo, timidez y deseos de alejarse de los grupos, nada bueno para ti que estas buscando una vida más social.

tema de conversación

¿Cómo escoger un buen tema de conversación?

Cuando esto ocurre, se hacen silencios que pareciera fueran a durar un siglo, hasta que alguien lo rompe y te ayuda. Buscas en tu mente algo para decir, no lo consigues. Si lo llegas a conseguir entonces te asalta la duda: ¿estará bien que diga esto? Estás entrampado y por eso  te ayudaremos con estas lecciones para que seas un rey en las conversaciones.

Un tema muy serio

Antes de darte algunos tips y secretos que te ayudarán en esta empresa de la conversación, te advierto que  este tema ha sido investigado seriamente por sociólogos y psicólogos, sobretodo el relacionado con la forma como nos comportamos  al entablar tertulias con otros.

El gran logro no es perder el miedo a expresarte, el gran logro no es quedarte si decir nada. El verdadero logro es acertar en decir lo apropiado. Si fuera tan sencillo, entonces estaríamos ante un dialogo en donde cualquier aporte o tema que digas pensarías que es de interés y no es así, Al final, podemos quedarnos hablando solos.

El arte de conversar

Debes entender que conversar es una especie de arte. Para abordar a alguien para entablar conversación se requiere más que osadía. Si logras dominar el arte tú podrías ser el motor de la reunión, el que imprima dinamismo introduciendo temas de interés que enganchen a los presentes. No se trata de magia o suerte, simplemente es tener la habilidad de dar con “un punto común”.  

Tú  objetivo debe ser determinar las coincidencias con los otros participantes en la conversación, pueden ser temas desde laborales, hasta cotidianos. Se trata de los elementos que nos vinculan.

Aprende a escuchar

No siempre tú llevas la voz cantante, recuerda que puedes ser el alma de la fiesta, pero no el único que hable. Si en algún momento sientes que no tienes un buen tema para introducir, podrías estar ante un tema de interés que este siento plateado por otro de los presentes. Recuerda que saber escuchar también es un arte y un valor.

Conoce al otro

Esta  estrategia te ayuda a conocer a la persona con la cual entablas conversación, puedes incluso analizarlo y caracterizarlo de acuerdo a como se expresa. También pudieras conocer sus intereses y eso te permitiría plantear temas de los cuales ella o él desean hablar.

Sé una esponja

Tienes que aprender a ser como una esponja, captar y ordenar en tu mente los elementos de interés de la chica, chico o personas con las cuales conversas. Es como si tomaras notas de lo que hablan, pero sin tener lápiz y papel a la mano.  Un truco es dejar pasar algunos minutos y luego preguntar algo sobre un tema que ya detectaste le interesa a los presentes.

Te voy a dar algunas claves muy sencillas para tus temas de conversación:

1.- Intenta ser creativo 

Para plantear tus temas, no puedes ser tan lógico y esquemático, recuerda que es una conversación, no una conferencia. Estimula tu imaginación:

¿Qué te gustaría……? pudiera ser la pregunta de entrada, dando varias opciones a tu compañero de conversa. Por supuesto, también debes determinar si la chica o chico con la cual conversas es racional o lógica, pudieras estar ante alguien con poco sentido del humor, en ese caso estarías lejos de su esquema mental.

Si sientes que estás en esta situación no te rindas, te sugiero enlazar tu pregunta con otra mas que le dé  la oportunidad de expresarse: Por ejemplo, en la conversación nos dicen que desde hace mucho tiempo no viajan, inmediatamente puedes preguntar: ¿en caso de poder viajar a dónde les gustaría ir?

2.- Mantente informado

No se trata nada más de tener una lista de preguntas o temas, estar al tanto del acontecer local, nacional e internacional, es clave. En ocasiones el tema es una pregunta directa, que todos están esperando que tú la respondas.

3.- Muestra interés en tu interlocutor

Es importante que la persona con la que estás hablando sienta que tienes interés en su tema planteado. Responde e interviene con preguntas cortas o detalles sobre el tema, para no quitarle mucho tiempo.

4.- Trata de insertarte en el grupo

De seguro alguna vez en tu vida debes haber estado en algún coversatorio en el cual todos los presentes se conocen o son parte de un grupo, menos tú. En estos casos hablan insistentemente de temas, anécdotas y recuerdos. Este tipo de personas se están vinculando permanentemente. En estos casos debes poner en práctica todo lo que hemos dicho hasta ahora.

5.- Arma tu historia

Aprende a narrar historias, a ninguno nos gusta alguien que divague y repita, debes ordenar lo que vas a contar. Incluso, intenta tener un repertorio de historias.

Tips para despedirme

  • Nunca respondas “si o no”, trata de agregar algo más.
  • Utiliza preguntas en tu conversación, eso crea la sensación de que estas interesado en saber de tu interlocutor.  
  • Cuida tu lenguaje corporal tu cuerpo también habla
  • Los temas mueren, no intentes alargarlo si ya no tiene interés.