Tipos de pensamiento ¿Y tú, con cuál te identificas mejor?

La mente del ser humano, es tenida en un lugar privilegiado en lo que se refiere a la cadena pensante. Esto es porque el ser humano está preparado para, no solo tener, sino desarrollar pensamientos por encima de cualquiera que tendrían los animales.

Somos seres pensantes y capaces de llevar a cabo diversas acciones que permiten la evolución y prosperidad de nuestra raza. El pensamiento es lo que genera todo lo que encontramos a nuestro alrededor. No en balde hay un promedio que nos dicePienso, luego, existo”.

Así, hemos desarrollado tanto nuestra capacidad de pensar, que hoy en día podemos decir que nuestra inteligencia y procesos mentales no se llevan a cabo únicamente por un tipo de pensamiento o razonamiento. Todo lo que somos viene dado en nosotros, y hay formas diversas en las que, como individuos podemos pensar.

Existen diversos tipos de pensamiento, y cada uno de ellos está ligado a una parte de la personalidad de una persona. Con esto se quiere decir que cada persona, dependiendo de su personalidad, nace con un tipo de pensamiento predominante que le permite realizar tareas que a otros se les harían complicadas. En este post conoceremos estos tipos de pensamiento, y veremos cuál es el que predomina en ti.

Primero, discutamos ¿Qué es el pensamiento?

Bien, cuando hablamos del tema del pensamiento estamos haciendo alusión a procesos mentales que resultan relativamente abstractos, bien sean voluntarios o involuntarios. Con el pensamiento, el individuo desarrolla su mente, y crea ideas acerca de su entorno, acerca de los demás y acerca de él mismo. De esta manera podemos describir el pensamiento como ideas, recuerdos y creencias en movimiento, que se relacionan entre sí.

Ahora, cuando hablamos del pensamiento no podemos olvidar que no somos únicamente seres lógicos, o mentales, sino que somos, en nuestra mayor parte, seres sentimentales. De esta forma cabe destacar que los procesos mentales que llevemos a cabo no se encontrarán exentos de emociones y sentimientos, de forma tal que dependiendo de las emociones que predominen en nuestra personalidad, también podría predominar un tipo de pensamiento.

Entonces, conozcamos los tipos de pensamiento

Entonces ya sabemos que los pensamientos no son algo muy sencillo, sino que son material complejo que depende de la persona que piense. De esta manera, cuando hablamos de categorizar pensamientos estamos cayendo en el reduccionismo, pues este fenómeno es demasiado grande como para que podamos abarcarlo en categorías.

No obstante, es necesario hacerlo para poder definir cuál es el que predomina en cada individuo, de manera que podamos ejercitarlo, y al mismo tiempo trabajar en los tipos que no manejamos constantemente. Aquí hay una lista que ha sido revisada y categorizada de la manera más acertada posible.

Pensamiento inductivo

Este tipo de pensamiento se basa en la elaboración de conclusiones que tienen carácter general, a partir de datos de los cuales se parte, los cuales tienen por características el hecho de ser particulares.

Cuando se tienen varias muestras con una tendencia común, es muy común que se tome la forma general para decidir que bajo esas circunstancias las cosas, todas, actúan de la misma manera. Es un pensamiento que se usa para comprobar hipótesis y cosas así.

Si queremos utilizar un ejemplo, podemos tomar como ejemplo a los mamíferos. Si vemos a una vaca tener sus crías, y luego vemos a una leona tener sus crías, y posteriormente a una perra parir a sus crías, llegamos a la conclusión, por estas características particulares, de que todos los mamíferos son vivíparos.

Esta es una conclusión válida, pues es relativamente cierta. No obstante, nos topamos luego con el ornitorrinco, que echa por tierra dicha afirmación.

De esta forma comprendemos también que el pensamiento inductivo puede errar, debido a que le da un sentido general a eventos particulares.

Pensamiento deductivo

Conocemos que la forma más típica de razonamiento es la deducción, que se basa en premisas generales para, de alguna forma, llegar a premisas más particulares.

En el proceso que se genera de este pensamiento, se llevan a cabo una serie de pasos lógicos basándonos en una premisa general, para de esa manera darle un tono más específico.

En aras de proporcionar un ejemplo, podríamos aplicar el de la propia mortalidad. Si todos los hombres son mortales, y yo soy un hombre, eso quiere decir que yo soy mortal.

De esta forma partimos de un dato general, lo visualizamos y mezclamos con un paso lógico, y de esa misma manera llegamos a una conclusión deductiva.

Pensamiento lateral

Esta clase de pensamiento o razonamiento está destinada a dar soluciones creativas a problemas comunes. Es por ello que se llama también pensamiento creativo. Con este tipo de razonamiento el individuo puede pensar libremente de manera que puede dar con nuevas ideas que no se le habrían ocurrido antes y que puede amoldarse o cambiarse a las leyes modernas.

Por ejemplo, si tenemos un columpio en nuestro patio, la idea principal es utilizarlo para sentarse y columpiarse sobre él; no obstante, se puede transgredir esas ideas o primicia principal, y utilizarlo para otra cosa, por ejemplo, un soporte para una maseta, que su uso de esa forma cada vez toma más popularidad.

Pensamiento analítico

En el pensamiento analítico lo que se busca es establecer un pensamiento o idea general, y luego de eso separarla en fragmentos más pequeños que permitan trabajar con ellos a fin de comprender una primicia de una forma más específica.

De esta forma se genera cierta dependencia cognitiva, puesto que se realizan análisis que traspasan los lineamientos ya establecidos.

El pensamiento analítico es el más ejercitado por las personas que han tenido algún tipo de educación, así se trate de una educación de nivel básico, porque permite que las personas puedan salir adelante haciendo trabajos de ciencia, análisis de cuentos, entre otras cosas.

Al mismo tiempo, este es de los pensamientos  que más debemos ejercitar en la vida cotidiana, pues lo utilizamos diariamente para, por ejemplo, analizar y comprender el uso que puede dárseles a los electrodomésticos y equipos de nueva generación; analizar las interacciones con una nueva persona para determinar si es o no confiable, y realizar diversos análisis en nuestros trabajos.

Pensamiento instintivo

Este tipo de pensamiento se da cuando no poseemos información suficiente para poder decidir por nosotros mismos, pero de cualquier forma nos guiamos por sensaciones que tenemos dentro de nosotros.

Es una clase de pensamiento primitivo, que se cree que desciende de los tiempos y recuerdos almacenados desde los tiempos de la creación del mundo.

Si tomamos un ejemplo, en los tiempos prehistóricos, el neandertal le temía a la oscuridad, y un remanente de este tiempo es que nosotros, por instinto, sentimos cierta aversión también a los lugares oscuros.

Pensamiento suave

Entre los tipos de pensamiento, este se caracteriza por utilizar unos conceptos y limites muy difusos y poco claros, a menudo metafóricos. Este tipo de pensamiento es muy común en lo que se refiere a la filosofía y a los filósofos en sí, que le dan a sus pensamientos una tonalidad metafórica y explican con parábolas.

Pensamiento duro

Este tipo de pensamiento está diseñado para utilizar consejos lo más claros posibles, que puedan evitar las contradicciones y ser aplicados generando soluciones totales.

Este pensamiento es común de las ramas de la ciencia, en las que una sola palabra que se diga mal, o un solo acto que se haga de manera incorrecta puede echar por la borda todo el trabajo. Es el mejor para descubrir cosas trascendentales, pero al mismo tiempo es el más difícil de perfeccionar porque hay muchas posibilidades de error.

Pensamiento reflexivo

Este tipo nos habla de la capacidad de generar opiniones y de ver distintos puntos de vista y diversas perspectivas en una misma problemática. Las personas que dominan este tipo de pensamiento suelen pensar en muchas soluciones y alternativas, y al mismo tiempo son buenos para inspeccionarse por dentro, y reflexionar sobre la razón y el motivo de sus pensamientos. Son personas calmadas que prefieren mantenerse en continua actividad intelectual antes de hablar sobre algún tema.

Pensamiento crítico

Las personas con pensamiento crítico se caracterizan por ser inquisitivas, y llegar a soluciones e ideas que son aceptables sin necesidad de analizar. Este tipo de pensamiento esté relacionado con los demás porque cumple características de muchos de ellos. Por ejemplo, con el lógico puede ralacionarse, ya que aporta rigor al razonamiento mediante premisas; así también se relaciona con el reflexivo pues el registro de estas ideas puede revisarse posteriormente.

Pensamiento mágico

El pensamiento mágico le confiere voluntad y esencia a elementos que realmente no la poseen. Por ejemplo, un niño puede llegar a pensar que la lluvia es debida a que las nubes se entristecen y luego lloran. De esa forma se les da a las nubes una voluntad y una esencia de vida que no tienen. De esa forma se utiliza el pensamiento mágico.

Entre los tipos de pensamiento, este es comúnmente utilizado por los escritores y cineastas que trabajan con obras de fantasía, en las que el ambiente mágico prolifera. Al mismo tiempo corresponde a adultos que pueden vivir en lugares apartados de la educación, como tribus, que le añaden significado místico a muchas de las cosas que experimentan en el día a día.

Este pensamiento se comparte y relaciona con el pensamiento creativo.

1 comment