Saltar al contenido

Algunos trucos para disfrutar de un sexo divertido

mundo erótico

Hacer el amor y no la guerra, debe ser la frase unísona del planeta, y disfrutar de ello le agrega un plus incalculable. Definitivamente nuestro Mundo Erótico debe estar de primero en la  lista de cosas por realizar día tras día, y aquí no nos limitamos y te daremos algunos consejos para disfrutar de un sexo divertido e interesante.

Desde probar juguetes y accesorios que pueden añadirle mucha novedad a tu sesión de cama, hasta hacer realidad tus fantasías. Apunta estos ítems:

1.- Mira porno con tu pareja: Esta es una excelente idea para mejorar tu vida sexual. Aunque mucho de lo que hacen en estas producciones audiovisuales son fantasiosas, otras sí que son plenamente realizables, además, el hecho de mirar puede encender esa chispa que hace falta para que una sesión sea candente.

2.- Cambia de papel: Este juego de roles es muy clásico. Algunos le temen un poco porque se se trata de fingir ser alguien que no eres, pero como dicen que en él amor todo se vale, practicalo sin remordimientos. Sin duda esto forma parte de nuestro mundo erótico.

3.- Prueba nuevos sabores: El sexo oral es parte previa o complementaria del sexo y a veces puede ser un poco molesto para el que lo da. Compra lubricantes de sabores, que pueden eliminar malos olores o sabores que están inmersos en esta práctica, y dale otro ambiente a ese fantástico momento.

4.- Prueba hacer un trío: No nos engañemos, es la fantasía más común de los hombres, pero también de las mujeres. Según algunos estudios este pensamiento está en la cabeza de más del 25 por ciento de los españoles. Eso sí, si tienes pareja, es mejor que esta no esté involucrada, a no ser que el tercer invitado sea un total desconocido para ambos. Es un poco alocado, pero vale la pena. Deben ser muy maduros en el encuentro y estar conscientes que solo se trata de sexo.

5.- El bondage: Lo que significa esclavitud. Esta se refiere a las prácticas sexuales que requieren el sometimiento o inmovilización de la persona. Aun cuando está relacionado con el sadomasoquismo, no tiene necesariamente que involucrar dolor ni humillaciones. La idea es dejar volar un poco la imaginación y dejar tu mente abierta para explorar otras sensaciones. Si hay confianza entre la pareja, esta puede ser una práctica divertida y deliciosa, además que el uso del cuero en el sexo resulta excitante tanto a la vista como al tacto.

6.- No temas a usar juguetes sexuales: Hazlos parte de la escena amorosa y sexual, son instrumentos que nos ayudan a incrementar nuestros niveles de satisfacción. Algunos hombres piensan que tener algunos juguetes en el dormitorio es como una especie de indirecta, en relación a su capacidad de otorgar placer a su pareja y realmente, no se dan cuenta que se están perdiendo de una buena experiencia.

7.- Chicas. Concéntrense en los testículos: Es un consejo muy puntual, ya que esta es una zona poco explorada y no hay razón alguna para dejarlos fuera de juego. Una movida que puede ser inesperada para tu pareja es que masajees sus testículos durante el coito, eso sí, debes ser delicada ya que si los aprietas mucho puede doler.

8.- Prueba el Pegging: Algunos salen espantados con esta palabra. Esta práctica consiste en dejar que la mujer use un arnés y sea ella quien penetre a su pareja. Es aún un gran tabú pero hombres heterosexuales que han confesado haberlo practicado con su pareja comentan en que el nivel de placer alcanzado es bastante alto y satisfactorio.

9.- El cowgirl pero al contrario: Esta es la famosa postura de la vaquera con la chica arriba, pero en lugar de mirar hacia el chico, solo date la vuelta. El hombre tendrá una vista genial, además que podrá jugar un poco, mientras que la chica tiene un mejor radio de movimiento para su punto G, mientras que puedes jugar un poco con los testículos del chico, consejo que te dimos anteriormente.

10.- No olvides los pezones: Tanto de hombres como mujeres, es una zona erógena y aunque se suele jugar mucho con los senos, no hay mucho detenimiento en los pezones, chuparlos es bastante placentero para quien lo recibe. Como juego previo es perfecto.