octubre 3, 2023
sequedad vaginal

¿Cómo aliviar la sequedad vaginal?

Muchas son las mujeres que, en algún momento de sus vidas, han llegado a experimentar ciertas molestias producto de la sequedad vaginal. Al vivir en un rotundo silencio, en gran parte por el tabú que se cree el conversar sobre temas que se vinculen a nuestros genitales, se llega a esperar mucho tiempo antes de buscar las soluciones y esto puede llegar a desencadenar terribles consecuencias tanto para nuestra salud sexual como para la salud emocional.

Los síntomas principales de esta afección incluyen escozor, irritación, ardor y hasta malos olores. Esto, aparte de lo incómodo y doloroso que puede llegar a ser nuestra simple jornada diaria, pudiendo llegar a tener efectos negativos en nuestras relaciones sexuales, generando dolorosas penetraciones, disminuyendo el apetito sexual y hasta sufrir de una disfunción llamada dispareunia, al no generarse encuentros sexuales placenteros. Además, podría llegar a afectar nuestro estado de ánimo, el autoestima de las mujeres, y el de su pareja, si la tiene.

¿Qué le pasa a la vagina?

La sequedad vaginal tiende a estar relacionada al estrógeno, hormona que establece un nivel estándar de flujos naturales y conserva el recubrimiento que posee la vagina hidratada. «Debido a ciertos factores como la lactancia, la menopausia, el estrés o el embarazo, estos niveles de estrógeno pueden llegar a disminuir y cambiar este equilibrio natural», declara Intimina, una empresa que se dedica a cuidar los aspectos saludables íntimos de la mujer.

No obstante, hay otras causas no vinculadas a factores hormonales como la frecuente realización de duchas vaginales o la utilización de ropa interior inadecuada, en cuanto a su estructura, que pueda modificar el equilibrio natural del área íntima. Igual pasa con la mala utilización de los productos de higiene íntima femenina, como detergentes, lociones o jabones, o hasta el exceso de higiene.

De igual forma, se podría producir como una reacción frente a diversas medicinas, como lo sería en el caso de la quimioterapia o las píldoras anticonceptivas, debido a los efectos secundarios que ocasionan. Otros factores, como la depresión, fumar e incluso cirugías ginecológicas en los ovarios podrían llegar a atacar a la lubricación natural de la vagina.

Con respecto a los encuentros sexuales, alcanzar el coito vaginal antes de encontrar lo suficientemente excitada y relajada, podría llegar a impedir que pueda segregarse la correspondiente lubricación natural, requeridas para hacer más fácil las penetraciones y mantener unas relaciones sexuales menos dolorosas y mucho más placenteras. En este ámbito, ya no sería, en principio, algo hormonal, sino más bien temporal, que se vincula a los tiempos que nos llegamos a permitir y a exigir en refería al sexo.

¿Cómo se puede solucionar esto?

En función de las causas que provocan la sequedad vaginal, que en ciertas ocasiones va a ser algo fácil de deducir y en otras tendrás que conversar lo con un profesional de la ginecología para que te pueda examinar, acá te dejamos algunos remedios orientados a mejorar algunas afecciones:

Tratamiento de estrógenos

Cuando su producción es insuficiente, como sucede usualmente con las mujeres durante la perimenopausia o menopausia, las terapias realizadas con estrógenos complementan los niveles naturales de hormonas. Un estrógeno tópico, anillo, crema o cápsula vaginal podría llegar a bastar.

Si se da la aparición de sudores nocturnos o sofocos, podrían llegar a recetarse algunas hormonas sistémicas, como parches o pastillas. En cualquiera de los casos, el profesional tendrá que conocer en qué estado se encuentra la vagina para poder detectar su situación actual, si existe alguna atrofia vaginal o una vaginitis atrófica, y poder determinar cuál es el tratamiento que más se adecue que, claro está, deberá estar baja la correspondiente supervisión.

Medicamentos naturales

Según los profesionales de Intimina, existen muchos otros suplementos de hierbas medicinales muy provechosas. Los fitoestrógenos o isoflavonas, como los que se podrían encontrar en el hinojo, el ginseng de la soja y las semillas de lino, ocasionan un efecto parecido al que produce el estrógeno en el organismos, aunque con tendencia a ser más débil.

El perejil, la vitamina c, el extracto de lavanda y el anís podría ser de mucha ayuda de igual forma para solventar ciertas molestias. La integración de todos o algunos de estos componentes naturales en nuestra dieta diaria podría ayudar a apaciguar estos síntomas.

Hidratantes vaginales

Resultan ser un excelente tratamiento para aliviar de forma inmediata gracias a su base de agua que se asemeja a la humedad natural que produce la vagina, confirma Intimina. Uno de sus productos se encuentra nutrido de aloe vera que le permite suplir la lubricación propia del organismo.

Es fundamental que no se confundan estos productos con los lubricantes comunes, de aplicación puntual, que no terminan siendo hidratantes, salvo que los mismos se especifique como tal. Los productos de lavado vulvar y el mucus, no vaginal, que respeten el Ph natural del cuerpo, como los que traen consigo en su composición aceite de árbol de té o ácido láctico, bacteriostático, perfecto si llegaran a presentarse malos olores, podrían contribuir a mejoras considerables.

Compartir
Dejar un comentario

Curiosidario