evitar picaduras de mosquitos

Cómo evitar picaduras de mosquitos durante el verano

El verano es tiempo de playa, de sol, de piscina, terrazas… y de los temidos mosquitos. Estos insectos necesitan del calor para sobrevivir y, con el aumento de las temperaturas, se incrementan también sus ciclos reproductivos. Es hora pues de echarle un vistazo a algunos consejos para evitar que sus molestas picaduras nos visiten con frecuencia.

Los repelentes anti-mosquitos suelen ser una de las mejores soluciones en estos casos. No obstante, hay que saber elegir el que mejor se adapta a las necesidades de cada uno. Hay repelentes de todo tipo, desde los que son especiales para niños como los que se ajustan mejor a un tipo de clima u otro.

Otra de las opciones más recomendadas es colocar cada noche una mosquitera sobre la cama. Para elegir la mejor mosquitera hay que tener en cuenta el material con el que está fabricada (poliéster o algodón, por lo general) y la densidad de la malla. Las mosquiteras de algodón son más frescas que las de poliéster, pero un poco más pesadas y más caras.

A los mosquitos les atraen los olores dulces, el sudor de la piel, el calor, la comida, los perfumes, etc. Es por eso que, durante el verano, hay que tratar de evitar producir estos olores llevando una correcta higiene corporal. En este sentido, habría que utilizar ropas ligeras que cubran la piel y no emplear cremas solares de noche, ya que son toda una atracción para los mosquitos.

Curiosamente, hay ciertos tipo de plantas que actúan como repelentes de mosquitos. La citroneta o hierba de limón, la lavanda, la albahaca, el romero, el tomillo o la melisa funcionan muy bien en este sentido. Se pueden pues colocar diferentes macetas con estas plantas a lo largo de la casa para evitar la aparición de mosquitos.

Por otro lado, hay que tirar los recipientes vacíos que no se usan, cambiar con frecuencia el agua de las mascotas y de los floreros (en este último caso, al menos una vez por semana), no dejar nunca agua estancada, mantener el patio y el jardín libre de hierbas y malezas, limpiar las canaletas y desagües de la lluvia acumulada, etc.

Siguiendo estos consejos y recomendaciones es muy probable que desaparezca la proliferación de mosquitos. No obstante, en caso de picaduras hay que lavarlas con agua y jabón, no rascarse para evitar la sobreinfección y aplicar en ellas compresas frías o hielo para aliviar los síntomas.

Añadir comentario