Saltar al contenido

Frases de optimismo: porque todos somos alegría

En nuestra cultura el optimismo se considera un valor, un aspecto positivo y una manera de ser que te facilita las cosas.  Cuando se es optimista se miran con las cosas diferentes, con más facilidad de lograr y resolver. El optimismo no es solo una simple actitud, es una forma de vida que caracteriza a quien la practica.

¿Qué es el optimismo?

Cuando nos referimos a un individuo optimista nos estamos refiriendo a alguien que pone en práctica o es visto con  una actitud o manera de ser desde la cual este mira y hace juicio de manera positiva. En este sentido siempre tendrá una visión diferente del mundo y totalmente opuesta al pesimismo.  En ese sentido como el optimismo es una actitud que conlleva valorar de una manera positiva cada circunstancia que vive el individuo, por esta razón faculta al ser humano para que pueda enfrentar los retos y dificultades con ánimo y perseverancia.

Etimología de la palabra optimismo

El origen del vocablo optimismo  proviene del latín, y significa “optimuus” que  se traduce como algo “muy bueno”. Leibniz filósofo alemán fue quien creó este término  sin embargo tomó verdadera relevancia y valor gracias a Voltaire quien la reflejo y estudio en su obra “Candide ou l`Optimisme”, en el año 1759.

Lo contrario al optimismo sería el pesimismo, que es una visión fatalista y negativa de las cosas. Este también deriva del latín, pessimus ‘muy malo’.

El optimismo desde la visión de algunos influyentes

Para  Helen Keller “El optimismo es la fe que conduce al logro. Nada puede hacerse sin esperanza y confianza “. Desde la visión de esta mujer, el optimismo se convierte en el motor para lograr los objetivos planteados y hacer realidad los sueños.

Para la escritora y oradora Helen Adams Keller   es necesario combinar el optimismo con la esperanza. Sugerencia que cobra fuerza, sobre todo cuando se conoce a quien lo dice. Keller fue  activista política estadounidense, tenía una condición especial, era sordo ciega. Sus biógrafos describen que cuando esta tenía diecinueve meses sufrió una  terrible enfermedad que le provocó la pérdida total de la visión y la audición.

Para otros como William James  filósofo estadounidense “El pesimismo conduce a la debilidad, el optimismo al poder”. Acertada frase de quien fuera profesor de psicología  fundador de la psicología funcional.

En ese mismo tono de confrontar al optimista y al pesimista, el ex presidente y estadista Británico Winston S. Churchill, “Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad”.

La frase anterior es una profunda reflexión sobre las oportunidades y las crisis. Una guía para ayudar a guíanos hacia la comprensión y la importancia de enfocarnos acertadamente.

Desde la óptica del político y militar estadounidense Colin Powell: “El optimismo perpetuo es un multiplicador de fuerzas”. Otros como  Nicholas M. Butler creen que “El optimismo es la base del coraje”

Voltaire definía al optimismo como una forma de locura ante la desgracia: “El optimismo es la locura de insistir en que todo está bien cuando somos desgraciados”. Aun cuando hay un poco de sarcasmo y de crudeza, es una manera de ver la vida y enfrentarla, sobre todo cuando hay elementos en esta que no podemos cambiar.

Otras frases sobre el optimismo

“El optimismo es esencial para el logro y es también el fundamento del valor y del verdadero progreso”  (Nicholas M. Butler)

 

“Mi optimismo lleva botas pesadas y es fuerte “(Henry Rollins)

 

“Cultiva una mente optimista, utiliza tu imaginación, considerar siempre las alternativas y se atrevete a creer que se puede hacer posible lo que otros piensan que es imposible” (Rodolfo Costa).

 

“Soy optimista. No parece de mucha utilidad ser cualquier otra cosa” (Winston S. Churchill)

 

“Siempre me gusta ver el lado optimista de la vida, pero soy lo suficientemente realista como para saber que la vida es un asunto complejo” (Walt Disney)

Optimismo y superación personal

Autoestima y superación personal siempre irán de la mano como compañeros de un individuo optimista. William Arthur Ward, quien es el hombre que escribió “Fuentes de la fe”,  se convirtió en uno de los escritores estadounidenses más citados cuando se esta buscando  frases importantes y acertadas sobre la inspiración, aseguraba que “El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”.

Jimmy Dean cantante y hombre de negocios aseguro, parafraseando esta frase: “No puedo cambiar la dirección del viento, pero puedo ajustar mis velas para llegar a mi destino”.  De esta manera intentó definirse como un hombre optimista, emprendedor pero realista.

En esta ocasión se confronta al pesimista y al optimista, pero agregando un tercer concepto, el hombre realista. Es entonces cuando se pudiera afirmar que no se puede ser un iluso optimista ni un ciego pesimista, es necesario ser algo realista.

Una referencia de la fe como el Dalai Lama XIV sugería de una forma sencilla como ser mejor: “Elige ser optimista, se siente mejor”.

Sin embargo Harvey Mackay introduce una frase más compleja en donde le da la razón tanto al optimista como al pesimista: “Los optimistas tienen razón. También los pesimistas. Depende de ti decidir qué vas a ser”.  Según el autor de esta expresión cada uno de nosotros somos los que podemos decidir la posición que asumiremos al momento de enfrentarnos a las complejas situaciones de la vida.

El éxito como parte del optimismo

“Creo que cualquier éxito en la vida se hace al entrar en una zona con un optimismo ciego y furioso”  Sylvester Stallone.

 

“El optimista proclama que vivimos en el mejor de los mundos posibles y el pesimista teme que esto sea cierto” James Branch Cabell.

 

Para encontrar el optimismo, busca las cosas buenas de la vida (Catalina Pulsifer)

 

Un optimista es la personificación humana de la primavera (Susan J. Bissonette)

 

En esta frase le otorga color y sensación al optimismo.

 

Optimista es el que os mira a los ojos, pesimista, el que os mira a los pies (Gilbert Keith Chesterton)

Para despedir: Dos  frases creativa sobre el optimismo

El escrito y polémico escritor  Oscar Wilde presentó la diferencia entre un optimista y un pesimista con un ejemplo muy sencillo y ocurrente: “Entre el optimista y el pesimista la diferencia es graciosa; el optimista ve la rosquilla, el pesimista el hoyo”.

El optimismo es vida; el pesimismo, un suicidio lento (William Crosbie Hunter)